a pie de página

a pie de página

viernes, 27 de marzo de 2015

Zapico y sus etimolosuyas entre nosotros




"No estás ante un libro de lectura continua ni lineal, lo mejor es ir abriendo al azar y leer unas cuantas páginas a modo de actual libro de horas, sobre las que reflexionar y tomar impulso para la acción diaria." Eso nos dice Felipe Zapico en su inducción, más que introducción, a su libro Etimolomías. Y así hay que entender esta preciosa desmesura de palabras a la que acompaña una maqueta revoltosa y divertida, con una disposición de los textos vertical, horizontal, convexa, cóncava, transversal, diagonal, con letras dibujadas, letras recortadas y pegadas, letras que huyen, letras que nos caen encima. Textos y letras en un maridaje gustoso donde cada página, o doble página, es una estancia, o una puerta abierta a otro espacio. Textos ya aparecidos en otras partes, y ahora en esta casa de acogida, o bien textos inéditos. Textos visuales en dos direcciones, en cuanto a contenidos y en cuanto a exposición. Pero lo mejor es hacer de sus etimolosuyas un poco también etimolonuestras.

El libro está editado por ebookprofeno, colección Egagrópilas.





Zapico, que se define en la solapa del libro como mamífero anartista (te felicitamos por la autodefinición o mejor, autonombramiento) pasó el jueves gozoso por la librería. La contraportada del libro cuenta de él:

"Zapi. Zapico. Felipe Francisco Zapico Alonso. Ha terminado de componer esta Etimología un día como otro cualquiera y desde luego con la sensación de que no se puede acabar, que todavía se puede dar una tercera vuelta a alguna letra, a otro alfabeto, en esta etimología de su vida, de sus ojos, de su visión del mundo, pequeña, raquítica, pero es lo que ve, hasta donde le dejan las gafas de ver de lejos, cuando conduce por las benditas carreteras nacionales, comarcales, secundarias e incluso terciarias. Y este resumen apresurado y exento de sosiego de una vida que ya se vence hacia allá, a la parte del final, cuando estás seguro de que has vivido más años de los que te quedan. Que la suerte ha sido adversa y/o favorable, las hostias han caído sin compasión pero la suerte ha aparecido por un pasillo en la madrugada, o en unos frenos recién revisados, o apartándome de los mosquitos. Aquí presento toda clase de artículos, desde los más biográficos a los pensamientos, poemas, relatos, micro ensayos, observaciones, canciones, narraciones, cosas diversas e inclasificables, diversas y dispersas, diversas y algunas incluso divertidas, pero siempre, eso sí, combativas."







No hay comentarios:

Publicar un comentario