a pie de página

a pie de página

lunes, 14 de diciembre de 2015

A nuestro árbol no se le caen las hojas: le crecen




El regalo de un libro no es un fin en sí mismo. Es una reacción en cadena. Lo que uno lee da vueltas en el magín, se incuba y acaba poniendo el huevo en otros individuos y en otros goces. En este período de intercambio de obsequios ante el que nos hallamos, a través de un libro elegido va algo de nuestra manera de ser y de pensar, de mirar el mundo y de valorizarlo pero, sobre todo, lleva mucho de disfrute que queremos compartir. Un concepto, más que un manojo de ideas. Un despliegue de sentidos, más que un estilo o un género. A nuestro árbol no se le caen las hojas, más bien le crecen. Si no encuentras el título que deseas nos lo puedes solicítar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario