a pie de página

a pie de página

sábado, 11 de abril de 2015

Las campanas etíopes de David González




Ayer tuvo lugar la presentación de Campanas de Etiopía, del poeta David González. Dicen que le gusta ser llamado poeta de la consciencia, una calificación de Natalia Salmerón en su trabajo Aquello que conservamos después del naufragio: un acercamiento a la poética de la consciencia de David González. No sé si tiene que ver con esta definición la cita del escritor y periodista norteamericano Hunter S. Thompson, representante del llamado periodismo gonzo, que introduce el poemario: "Y supongo que ése es uno de los auténticos objetivos de escribir, exponer las cosas o la vida tal como son y por este camino descubrir la verdad que hay en el caos."

Un poema de David:

Lo que importa 2

             no importa

             que hagas 
             leña
             carbón
o           ceniza
             del árbol
             caído:

             importa esto:

             que los protejas
             cuando aún está
             derecho:


             todo lo demás son palabras:
                 louis- ferdinand céline: 



Del libro dice Esteban Gutiérrez Gómez en su blog BacoVicious: "...Los poemas siguen también el avance formal del autor gijonés, con utilización de los dos puntos para dar continuidad a los poemas y la utilización de citas al final de los mismos para remarcar el sentido de sus palabras. Utiliza el mismo modelo que en los relatos para ofrecer dos tipos de lectura en algunos de los poemas y, lo que es más significativo, además de la confesionalidad propia de su obra literaria observo una universalización mucho más clara que en otros de sus trabajos de los 'temas' o 'asuntos' tratados. Da la impresión de que un gran haz de luz se esconde tras ellos y, lo que es más sintomático, de que detrás de este libro hay algo grande, algo quizá que está por verse, pero que lo cambiará todo. El subtitulo del libro (Los que viven conmigo. Cuaderno 1) es premonitorio. Sé que David González ha estado trabajando muy duro estos últimos años, y sé que este libro es la punta del iceberg. Me alegro, pues, he disfrutado de la lectura y sé que disfrutaré mucho más de lo que tenga que venir."



Sobre estas líneas, David con el fotógrafo Jorge Lázaro. 







2 comentarios: